Viernes, 02 de abril de 2010

Aspectos Fundamentales sobre Investigación Alternativa

 Dr.- Miguel Pineda

1.- El Esquema Alternativo de  Investigación

 

La Metodología de la Investigación Alternativa, constituye la comprensión, interpretación y aplicación de un esquema alternativo integral, que parte  de una  Persovisiòn y cosmovisión  de la realidad, reconoce los diferentes modelos epistémicos,  y  propone su ruptura paradigmática en función de dar respuestas efectivas generadoras de un nuevo conocimiento y de orientaciones particulares que permitan al investigador abordar cualquiera disciplina del saber, en un contexto social-histórico determinado.

 

Dentro de la comprensión del Esquema Alternativo de Investigación (EAI), se concibe la INVESTIGACIÒN, como:….el pensar hermeneuticamente,….. romper con esquemas tradicionales,…la búsqueda ordenada y sistemática de conocimiento, un proceso continuo y organizado,…tiene como propósito el descubrimiento, la interrelación e interpretación de los hechos, eventos y fenómenos analizados, con el fin de encontrar respuestas a problemas planteados (leyes y/o principios generales o universales),la búsqueda de conocimiento novedoso, en un proceso de devenir contextualizado por el momento histórico: investigador-contexto, está orientada hacia la formulación   de preguntas y respuestas particulares que conduzcan hacia el conocimiento y comprensión de situaciones definidas.

 

1.1.- Esquema Alternativo de Investigación (Perspectiva filosófica)

 

¿Qué es investigar?

 

"(...) Un día supe que la ciencia no es verdad. No recuerdo qué día, sí el momento. El Dios del siglo XX ya no era Dios. Había un error, y parecía que nadie en la ciencia dejaba de cometerlo. Decían que todo era verdadero o falso... Los científicos podían errar en las matemáticas y en la lógica. Y eran capaces de mantener su error con toda la pompa e intolerancia de una secta religiosa"... Bart Kosko.

 

¿Qué es lo que se investiga?  Evidentemente investigamos  una supuesta verdad, una verdad relativa, cambiante, según el contexto, la persovisiòn y cosmovisión de quien investiga permite establecer una relación dialéctica entre el sujeto y el objeto de investigación, para encontrar  una verdad real consensuada  que depende de su contexto social, una verdad en el contexto de la realidad verdadera  con diferentes aristas: físico, matemático, biológico, astronómico, mental, social, histórico, filosófico, etcétera.

 

Es importante precisar,  como se alcanza esa verdad consensuada según el  método científico, sin lugar a dudas la experimentación es uno de  los pilares fundamentales de las  demostraciones científicas. Por ejemplo,  para que  una teoría científica  sea  aceptada, esta debe ser capaz de dar  cuenta  de los resultados experimentales  disponibles. Sin embargo, en detalle  podemos afirmar,  que  los resultados muchas veces  no necesariamente  demuestran   la verdad o falsedad  de una teoría científica. Detrás  de cada  medición, existen una serie de supuestos  que hacen que el análisis de los resultados este  condicionados, en la  mayoría  de los casos, solo el contexto  social   modifica  cualquier intención de hacer de sus resultados  una verdad acertada por  la comunidad científica. Lo importante  acá,  es aceptar  que  la vía  científica  podemos  acercarnos a una verdad  mas satisfactoria o imagen de la realidad.

 

Por ejemplo.- El Infinito y los continuos: la verdad o verdades científicas … Aceptan  que un número  muy grande es algo  parecido a infinito….. Posiblemente la abstracción  que  nos condujo a generar el concepto de infinito y operar a nivel  matemático  con el  nos   generó equívocos en los conceptos de la física. Ligado al concepto  de infinito  se encuentra el de continuo que  nos  lleva a suponer  que  las propiedades  físicas (masa, volumen, tiempo, fuerza, otros) son  divisibles hasta  cualquier  tamaño por  minúsculo  que sea. Y en realidad,  la física  nos  muestra  que existen  límites tanto  para las cantidades crecientes  y decrecientes. Avanzamos en una dirección creciente o decreciente, nos  topamos con cambios cualitativos  y las teorías dejan  de funcionar, como han sido los casos  de la teoría del Big Bang y la Teoría del Éter, la teoría Atómica  y la teoría heliocéntrica, estas  ultimas debieron ser relanzadas con la aparición de la teoría de la Relatividad y la Quántica  de la  mano Eisten. Lo anterior, es una muestra  de que las verdades científicas están  permanente sujetas  a cambios, lo consensuado  se expresa  en estos cambios  permanentes en el desarrollo de la sociedad y del hombre   mismo.

 

Pero, ¿cómo se investiga  esa verdad real consensuada? La investigación de la verdad consensuada no consiste en una mera ocupación con ella. Ciertamente es una ocupación, pero no es mera ocupación. Es mucho más: es una dedicación. Investigar es dedicarse a desentrañar esa relación contradictoria entre sujeto y objeto de investigación. Desentrañar significa mostrar algo, los  niveles  de contradicción que  se van generando a  medida  que  nos aproximamos a darle una realidad al objeto  de investigación (OI), con una fuerza especial del sujeto investigador (SI). Y tratándose de la dedicación intelectual, esta relación contradictoria consiste, en configurar o conformar nuestra mente según la mostración de la realidad, y ofrecer lo que así se nos muestra a la consideración de los demás con el objeto  de consensuarla y darle  validez. Dedicación es hacer que la verdad real consensuada configure nuestras mentes. Hacerla parte  de nuestra  vida cotidiana. Vivir comunicativamente e interactivamente, según esta configuración, es aquello en que consiste lo que se llama Investigador, profesar y procesar la verdad consensuada. Para Foucault la verdad  se expresa  como  un discurso enrarecido e instituyente, parresiamente el investigador debe creer en lo que investiga y expresarla  de manera discursiva. La parresia, implica el coraje y riesgo  de decir  la verdad y escucharla también, pero  sobre todo   de parte  del que habla (La palabra  parresia  aparece en la literatura griega en Euripedes, siglo 484 - 407 Ac. Etimológicamente significa…decir todo&hellipGuiño. La cuestión acá,  es que decir  la verdad o producto  de una investigación es  subvertir el orden  dado, la ruptura paradigmática,  es entonces dar  cuenta de las nuevas verdades consensuadas  para  subvertir  ese orden científico-técnico-social. De ahí,  que las verdades científicas son consensuadas desde el  mismo  momento  que  los  científicos asumen  la relatividad  de las cosas y su  verificación  mas allá  de la duda  razonable, y  el resultado  solo  es un paso  màs  en la  dirección  del entendimiento, haciendo  de la ciencia  un ente público  que compete a una ciudadanía democrática y no solo a expertos instrumentalistas y devotos ideológicos  del régimen, sea cual  sea, se trata de hacer ciencia  con conciencia. Una verdad fuera  del  sujeto  humano,  sería como la clásica diferencia entre sujeto-objeto, ya  bastante  desprestigiadas, las verdades consensuadas  giran  frente a nuestras   ideas  y  valores  y  sobre  todo a  los acuerdos  paradigmáticos. Ejemplo: Se acepta  para  la comunidad científica  que el agua  hierve a 100º. Se acepta que la Tierra tarda 24 horas en  completar  un giro alrededor de su propio eje.

 

Ser investigador es algo  raro, es estar a  la cacería de áreas  de problematización donde las verdades relativas están siendo  consensuadas permanentemente, una  verdad  consensuada  para  que no envejezca y pase al cajón de la historia debe estar en proceso  de revisión permanente, de manera  que llegado  el  momento  histórico social, esta verdad consensuada de paso a nuevas realidades, de ahí  que  los esquemas alternativos de investigación  aparecen en el  momento  para  resolver  un problema  determinado, una vez  consensuado  pasa a  ser referencia  para  otras verdades y se nutre en el tiempo  como  una verdad real  consensuada. Ser investigador es algo peculiar. El que no hace sino ocuparse de estas realidades. Pero el que se dedica a la verdad consensuada tiene una cualidad en cierto modo opuesta: no posee verdades, sino que, por el contrario, está permanentente  sometiendo esas verdades a  la realidad social; lo que ayer  fue una verdad hoy es una gran mentira y lo que ayer  fue una gran mentira hoy es una verdad  consensuada, real que determina el diario acontecer de los individuos, grupos  y sociedades. En la investigación, vamos de la mano de esa verdad consensuada, estamos  revolucionando  su interior, muchas veces  nos  dejamos arrastrar  por ellas, nos ilusionamos, creemos  que hemos  descubierto la  única  verdad  del universo,  y a este nivel  de conciencia es justo el movimiento de la investigación, algo nace que no termina  de nacer, algo  muere  que no termina de morir, la investigación es un nacimiento y una  muerte  permanente  de verdades consensuadas, su tiempo  depende del tiempo de las sociedades por hacer  de sus propias verdades  y del investigador  de hacerse  en correspondencia de su discurso teórico y su discurso practico, debe ser un parresiasta, alguien que da cuenta  publica  de su investigación, no oculta nada, abre  su  mente  y su corazón a otras personas  mediante su acción discursiva.

 

Esta condición de  nacimiento  y muerte permanente impone a la investigación misma unos caracteres propios: son caracteres de la realidad  social que nos arrastra.

 

Ante todo,  la realidad  social arrastra verdades consensuadas y verdades  de otras  realidades sociales,  muchas  veces  determinantes. Nada es real si no es respecto a otras realidades. Lo cual significa, que toda cosa real es desde sí misma constitutivamente abierta. Sólo entendida desde otras cosas que habrá que buscar, habremos entendido lo que es la cosa que queremos pensar hermeneuticamente, comprenderla, interpretarla y buscar un nivel  de aplicabilidad. Lo que así entendemos, es lo que el objeto  de investigación es en la realidad, una verdad consensuada. Esa desentranaciòn del objeto de investigación hace, pues, de su intelección un movimiento de búsqueda. Y como esto mismo, sucede con aquellas otras cosas desde las que entendemos lo que queremos entender, resulta que al estar arrastrados por la realidad, nos encontramos envueltos en un movimiento inacabable no sólo porque el hombre no puede desentranar el objeto  de investigación y  aproximarlo a una verdad consensuada, sino que esa  verdad consensuada se  hace dialéctica, contradictoria, inacabable radicalmente, a saber, porque la realidad en cuanto tal es desde sí misma constitutivamente abierta. Es, a mi modo de ver, el fundamento del esquema alternativo de investigación, desentrañar  toda  verdad para hacerla una verdad  consensuada, aplicable, capaz de resolver al menos  un problema social, buscar una aguja en un pajar  y  tratar  de meter un elefante  por el orificio  de una aguja, buscar lo que  no se nos  ha perdido y encontrar  lo que no andamos  buscando." Investigar lo que algo es en la realidad es faena inacabable, porque lo real mismo nunca está acabado. La realidad es abierta y múltiple.

 

Un esquema alternativo  de investigación que busca  su verdad  consensuada a partir  de la  multiplicidad de los hechos  que  la generan. Un esquema alternativo  de investigación que hace  ciencia  con conciencia, que investiga  las cosas como se  manifiestan  en la realidad, como  una  verdad  consensuada, multifactorial y  fractual. Y que se expresa  por el carácter mismo de la realidad. Por lo que es justo  el carácter  filosófico que deseo  imprimirle. Es la investigación y producción  de verdades consensuadas en los diferentes  campos del saber científico-técnico  y humanístico.

 

Mientras las ciencias investigan cómo son y cómo acontecen esas verdades  consensuadas que  se  manifiestan  como cosas reales, la filosofía investiga que es ser real. Ciencia y filosofía, en la propuesta alternativa de investigación, no son independientes, se funden en una sola para  ser filosofía de la ciencia. Es menester no olvidarlo. Toda filosofía necesita de las ciencias; toda ciencia necesita una filosofía. Son dos momentos unitarios de la investigación. Pero como momentos no son idénticos.

 

Esta cuestión de que es una  verdad consensuada es, ante todo, una auténtica cuestión por sí misma. Porque las cosas no son tan sólo el riquísimo elenco de sus propiedades y de sus leyes, sino que cada objeto  de investigación, tiene  un conjunto  de propiedades y cada propiedad suya es un modo de ser real, es un modo de realidad. Las cosas no difieren tan sólo en sus propiedades, sino que pueden diferir en su propio modo de llegar  a ser una verdad consensuada, aceptada  por  la comunidad científica  y determinante  de la realidad  social, en todo caso  aspira a cambiar  la realidad  por insignificante  que esta realidad sea. La diferencia, por ejemplo, entre una cosa y un objeto o cosa de investigación es  radicalmente una diferencia de cómo  se logra  ser una  verdad  consensuada. El objeto  de investigación, es una  aproximación a una realidad que aspira a ser  develada  como  una verdad  consensuadaza, ser real. Es necesario conceptuar, pues, lo que es ser objeto  de investigación, es decir, hay que investigar que  lo que se investiga se aproxime a la realidad. Porque, hay modos de realidad distintos del objeto y del sujeto que  investiga. Cada  objeto  de investigación  nos impone  una  manera  de investigar.

Pero, además, este concepto y esta diferencia de maneras de investigar la realidad es cuestión grave. Así, los  investigadores estamos ciertamente en una relación dialéctica y conviviendo "con" objetos  de investigación. Pero sea cualquiera la variedad y riqueza del objeto  de investigación, aquello "en" lo que estamos situados con ellas es en "la" realidad. Cada  objeto  de investigación, que pretendemos abordar científicamente nos impone una manera de estar en la investigación. Y esto es lo decisivo. Del concepto que tengamos de lo que es una verdad  consensuada  por la realidad social y de sus modos, depende de nuestra manera de ser investigador, nuestra manera de estar entre las cosas y entre las demás personas, depende  de nuestra organización social y su historia, depende de todas  sus verdades consensuadas  por horripilantes  que  nos parezcan. De ahí, la importancia para el esquema alternativo de  investigación de lo que es una verdad  consensuada, ser real. Es un esquema alternativo  de investigación impuesta por la realidad  misma. Lo que es una  verdad  consensuada se nos impone así, es justo su realidad. Esta fuerza de imposición es el poder de lo real: es la realidad misma como tal, y no sólo sus propiedades, lo que nos arrastra y domina. Por esto, el poder de lo real constituye la unidad intrínseca de la realidad y de la inteligencia: es justo la marcha misma de la filosofía.

 

Hegel pudo escribir: "Tan asombroso como un pueblo para el que se hubieran hecho inservibles su derecho político, sus convicciones, sus hábitos morales y sus virtudes, seria el espectáculo de un pueblo que hubiera perdido su metafísica".

 

Finalmente, investigar que es ser real, que es  presentar alternativas, verdades consensuadas es una tarea muy  compleja y fácil a  la vez, en la medida  en que  logras hacerlas válidas, proveerlas  de un cuerpo teórico  y una base filosófica, que pueda expresarla  y ser aceptada  como verdad consensuada  en el tiempo  que le toque ser  su propio  reflejo  fiel. Por esto, decía Platón a un joven amigo principiante en filosofía: "Es hermoso y divino el ímpetu ardiente que te lanza a las razones de las cosas; pero ejercítate y adiéstrate mientras eres joven en estos esfuerzos filosóficos, que en apariencia para nada sirven y que el vulgo llama palabrería inútil; de lo contrario, la verdad se te escapará de entre las manos". Platón  dedicó  su  vida a acercarse a grandes verdades consensuadas, solo  que el contexto  social  no estaba a tono  con sus ideas  y esas verdades solo  lograron  repercutir en el tiempo, como un loco  de su tiempo,  permaneció diciendo  grandes verdades que  solo eran válidas para  el  buen  vivir. Algunas veces se sentía desanimado. En cierta ocasión escribió: apeireka ta onta skopon, "quedé desfallecido escudriñando la realidad". Hoy la filosofía,  tiende a desaparecer de nuestras  universidades  cuando  es hoy  precisamente  que se necesita  esa unidad de la ciencia  y la filosofía. De ahí, que para el esquema alternativo  de investigación, ciencia  y filosofía  se fusionan en la búsqueda  de una verdad  consensuada, que a su vez  sea  capaz  de explicar en su área  de competencia, la impunidad y el desafuero  de verdades  consensuadas, que justifican el viejo paradigma que se impone  desde  la modernidad, como expresión de una racionalidad instrumental  dominante, con una  lógica  del poder dominante, con ideas  y creencias  que justifican la acción comunicativa de   los actores. El esquema alternativo de investigación  se plantea entonces, buscar  las verdades consensuadas  en el infinitud  de  los objetos  de investigación y la multiplicidad de problemas, a partir  de una nueva  visión de la sociedad  con una nueva  visión de las ciencias, construir  nuevas verdades consensuadas, destruir las viejas verdades que aùn predominan en la sociedad; en otras palabras, transformar  el modelo  de la modernidad  que hemos  heredado. Un nueva forma de hacer ciencia, construir esquemas alternativos  de investigación que de trates  con la  vieja estructura  de la ciencia  que solo se expresa  en valores  de cambio, de ahí  que los esquemas alternativos de investigación en esa unidad de ciencia  y filosofía es una vía  par equiparnos epistemològicamente, para plantearnos  verdaderas áreas de problematizaciòn y por ende, problemas que al ser resueltos  satisfagan   los grandes y pequeños  problemas de la humanidad. Una ciencia, capaz de generar verdades consensuadas al servicio  de la gente, verdades  que surgen del mismo pueblo, de sus costumbres, de su día a día, de su interioridad, con sus saberes y sus  valores  de uso. Buscar nuevas verdades consensuadas, a partir de un proceso  revolucionario  para  desmantelar  los viejos  paradigmas  de gestión de la ciencia, de enseñanza  y producción de conocimiento  que pertenecen al paradigma que está  muriendo pero  que no termina de morir, en definitiva  contribuir a que lo nuevo  que esta  naciendo, nazca  con bases  sólidas  para  que se desarrolle como una  verdadera cultura, aunque eso  pase por enterrar  el método científico  como hasta  ahora  ha sido planteado: neutro  y sin conciencia. No habrá verdades consensuadas con  los  modelos de pensamiento  que hemos heredado  de la modernidad. Producir  una verdad consensuada es en definitiva, repensarlo todo para deslastrarnos de  los viejos  valores, del imperialismo de los  modos de  producir  verdades reales,  para alimentar al modelo cognitivo dominante. Se trata parafraseando a Nietzsche, de producir verdades consensuadas  rápidamente y sobre la marcha. En esa dirección, todo investigador  que esté en la dirección correcta de hacer de la filosofía  la ciencia  y de la ciencia  la filosofía, montarse en el tren de la nueva historia  para  saber realmente  hacia  donde nos  dirigimos… para saber de que realmente estamos hablando, de espacios  de producción de verdad y de circulación de poder (Foucault). Se trata de que  nos demos una oportunidad histórica  para  repensarlo todo.

 

 


Tags: Actualidad

Publicado por DCMIGUEL @ 14:01
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios